Existen cuidados básicos de los cuales debes estar enterado para mantener esa pieza de cuero que tanto te gusta. GÁNALE la batalla al tiempo y, no dejes que la tapicería en cuero de tu automóvil o muebles que tanto quieres se deteriore.

Sigue estos consejos básicos de CUIDADO.

El paso del tiempo es algo que a todos nos genera inquietud. Sabemos que con el transcurrir de los años todo va degenerando, no es ningún secreto que esto pase, por eso tomamos decisiones que nos ayuden en la preservación de piezas que apreciamos.

Una buena pieza de cuero siempre será tendencia y hará resaltar cualquier espacio, por eso, la tapicería en cuero es una excelente forma de avivar un espacio, además, de brindarle a esa pieza una esperanza de vida más larga.

Aquella silla de antaño tirada en el sótano de la casa o en la habitación de cosas que ya no sirven puede volver a la vida con una buena tapicería de cuero, además de que dichas piezas recuperadas siempre tienen un carácter que las hace sobresalir.

Una vez que decides llevar a cabo una tapicería en cuero, no hay vuelta atrás y la verdad es que no vas a desear regresar, vale la pena revalorizar una pieza con una tapicería en cuero.

Pero el factor tiempo siempre estará allí, haciendo acto de presencia, por lo que debemos aplicar cuidados a esa tapicería en cuero para enfrentar ese tan temido enemigo.

No te compliques, no es tan difícil cuidar una pieza que ha sido tapizada en cuero, pero, sí existen ciertas recomendaciones para que te dure y, no solo eso, siga preservando un buen aspecto.

Mantenimiento de piezas de cuero.

Entiende que el cuero, es piel muerta por lo tanto podemos hacer una semejanza con tu piel, es decir, la exposición prolongada al sol y la deshidratación la afectan.

Por esta razón debes evitar que dichos factores ocasionen daños en tu tapicería de cuero.

Recuerdo una ocasión en la que subí a un coche de un amigo con tapizado de cuero, QUÉ LUJO. El coche no lucía para nada lujoso desde afuera, pero en cuanto te subías era otra la experiencia, recuerdo que ese tapizado de asientos brillaba, era suave al tacto y te hacía sentir en un carro último modelo.

Para un adorador de las piezas del cuero cómo yo, aquella experiencia fue increíble. Esto es de lo que te hablo cuando tienes una pieza de cuero CUIDADA.

De la increíble sensación que tienes al mirarla y sentirla por eso te hablo de este mantenimiento básico de la tapicería en cuero.

Acciones tan sencillas cómo limpiar con una toalla húmeda de preferencia una toalla de microfibrilla cada vez que estés limpiando tu carro pueden hacer la diferencia, de esta manera, estarás evitando que se acumule la suciedad y el polvo ocasionando grietas.

Puedes hidratar la piel, esto dependerá del clima donde vivas, si es muy cálido se recomienda una vez cada mes y si vives en un clima un poco más frío, una vez cada tres meses.

Si vas a hidratar la tapicería en cuero procura limpiarla previamente muy bien.

Piel para tapizar

El proceso para convertir una piel en una pieza de cuero de lujo es todo un proceso.

En curtidos menacho tenemos un excelente artículo que habla sobre el proceso de curtido del cuero.

Existen distintos tipos de piel que sirven para la realización de tapicería en cuero.

Y son las siguientes:

  • Anilina: Piel o cuero, no posee ningún sellador protector, sólo tintado, se llama “Pura Anilina”. Es muy suave y no es del todo práctica, ya que se mancha y se desgasta muy pronto. Se usa sobre todo en ropa y muebles. Es muy difícil verlo en un automóvil.
  • Semi-anilina: Es la misma piel que la anilina pero está si posee una capa muy fina de protector. Se utiliza frecuentemente en muebles.
  • Piel sellada o protegida: Si estás buscando una piel para tu automóvil, esta es tu opción . Es tratada con una capa de protector que ayuda a mantener las propiedades del cuero.
  • El Nubuck o Nobuck: Recuerda al terciopelo. Es elegante y definitivamente único con respecto al tacto. Tienes que considerar qué se mancha fácilmente.

Errores a evitar con tu tapicería de cuero.

Así cómo te estoy indicando los distintos tipos de pieles que existen con sus respectivas características, también estas, poseen productos específicos para cada una de ellas.

Toma en consideración este punto cuando desees darle un cuidado a tu tapicería en cuero. (ES MUY IMPORTANTE).

Hago énfasis en esto, porque en ocasiones las personas no se asesoran y dañan el cuero, que es algo que no queremos que pase, por eso te hablo de los siguientes errores típicos.

  1. NO debes utilizar amoniaco.
  2. Elimina los aceites naturales, daña las costuras.
  3. Nunca usar cera de abeja.
  4. Nunca usar detergentes caseros.
  5. Nunca usar aerosoles.

Nunca usar grasa de caballo, crema de zapatos, o acondicionadores de material de equitación. Están fabricados para cueros muy gruesos (RECUERDA: cada cuero es distinto).

No esperes más y transforma esa pieza antigua qué no parece tener vida, en una increíble pieza con un tapizado en cuero.

En curtidos menacho te ofrecemos una amplia gama de pieles tratadas de la mejor manera para obtener la mejor calidad.

Explora nuestro catálogo de productos.

Para que transformes esa pieza en una pieza de lujo.