Dentro del mundo del curtido de pieles hay una gran variedad de procesos y técnicas diferentes, cada una de ellas sirven para un tipo de piel en específico y para obtener un acabado determinado. Por supuesto, unas técnicas son más complejas que otras, pero en ese sentido la del curtido de piel de ciervo es de las más sencillas.

De hecho, es tan sencillo el proceso de curtir piel de ciervo, que existen muchos tutoriales en internet explicando los pasos uno por uno y con resultados bastante aceptables sinceramente.

Ahora bien, si no eres una persona conocedora de los procesos de curtidos y los acabados finales de los mismos, te recomendamos no realizar el curtido tu mismo y mucho menos usar el producto final de forma comercial, pues el acabado puede no ser uniforme y terminaría perjudicando tu producto.

En Curtidos Menacho te ofrecemos una gran variedad de pieles curtidas para fabricar todo tipo de productos, desde zapatos hasta piezas de tapicería. No dejes de explorar nuestro amplio catálogo de pieles y te aseguramos que encontrarás la ideal para tus productos.

Usos de la piel de ciervo:

La piel de ciervo es una de las pieles más versátiles del mercado, obviamente, si el proceso de curtido ha sido realizado de una manera apropiada, pudiendo utilizarse para:

  • Prendas de vestir (chaquetas y zapatos principalmente).
  • Tapicería (poco común a día de hoy).
  • Alfombras.
  • Bolsos de piel.
  • Piezas decorativas de cuero.

Incluso, la piel de ciervo ha llegado a usarse como cubierta para algunas ediciones de libros de lujo en el mercado, proporcionándole un aspecto bastante único y particular.

Diferentes acabados de la piel de venado y de ciervo:

Como hemos mencionado previamente, cada técnica de curtido de pieles es específica para cada acabado final que se desee, obviamente, cada tipo de piel pueden ser tratados con distintas técnicas para obtener acabados y texturas diferentes, la piel de ciervo o venado no escapa a este criterio.

Los acabados más comunes para la piel de ciervo son dos:

Piel de ciervo con pelo:

Este tipo de piel de ciervo es la que se suele utilizar en alfombras y en algunas piezas decorativas de cuero, pues mantener el pelo de la piel le proporciona una textura suave e ideal para este tipo de piezas.

Piel de ciervo con pasta:

Este acabado de piel de ciervo no es más que una piel pulida de ciervo, pues ha perdido el pelaje en el proceso de curtido.

Este tipo de piel de ciervo es la que se usa en las prendas de vestir y, por supuesto, en la tapicería, su textura liza y brillante es perfecta para estas aplicaciones y usos.

La piel de ciervo fuera del mundo de los textiles:

El último uso de la piel de ciervo que podemos mencionar nada tiene que ver con la confección de prendas o con cualquier producto de cuero como tal.

Resulta que la piel de ciervo deshidratada es un excelente complemento alimenticio para perros, sí, como lo estás leyendo, un complemento alimentico, es decir, no se le proporciona como dieta principal a tus mascotas.

La piel de ciervo deshidratada tiene una textura y un sabor que permite a los perros masticarlas durante períodos de tiempos prolongados, ayudándolos a mantener la dentadura limpia y sana al combatir la placa dental canina.

Por otro lado, la masticación de piel de ciervo deshidratada les ayuda a controlar procesos de estrés y ansiedad, manteniendo ocupados y entretenidos a los perros mientras mastican pequeñas piezas de este material.

Por último, pero no menos importante, les proporciona de un pequeño snack o entremés alimenticio sano para el perro, gracias al contenido graso moderado y al tratarse de un agente hipoalergénico para los perros.

Ahora conoces todos los usos de la piel de ciervo, curtida o no, esperamos que esta información te fuese interesante y te esperamos en una próxima publicación.