【Consejos para cuidar y mantener el cuero】▷ CURTIDOS MENACHO - Curtidos Menacho
Consejos para cuidar y mantener el cuero

Cuidados y mantenimiento de artículos de cuero

Cuando compras un artículo de piel, ya sea un cinturón, una cartera, un bolso o una chaqueta sabes que estas adquiriendo una pieza que te acompañará muchos años, en un material muy duradero y resistente, el cuero además envejece de forma extraordinaria adquiriendo cada vez más carácter y personalidad.

Los artículos de cuero son una excelente inversión, ya que son duraderos, elegantes y cómodos. Sin embargo, para que conserven su belleza y calidad por mucho tiempo, es necesario cuidarlos y mantenerlos adecuadamente. Aquí te damos algunos consejos para que tus productos de cuero luzcan siempre como nuevos.

Y para que así sea debemos asegurarnos de realizar los cuidados adecuados y seguir una serie de instrucciones muy sencillas.

  • Sacudir y airear con frecuencia si es un artículo que no utilizas a diario, es conveniente que de vez en cuando le sacudas el polvo, ya que es uno de los agentes externos que puede dañar el cuero que es un material poroso.
  • Nunca, nunca, nunca lavarlo de forma tradicional, empapándolo en agua, ni en lavadora, ya que la piel curtida en contacto con el agua se estropea y puede perder sus propiedades de acabado.
  • Si tu pieza de cuero tiene una mancha, la puedes limpiar con un paño húmedo, al que le puedes añadir unas gotas de jabón con un PH neutro.
  • Si se derrama algún líquido, debes secarlo inmediatamente, ya que el cuero es muy poroso y si ese líquido penetra en profundidad será muy difícil eliminar esa mancha.
  • El cuero no se limpia con toallitas de bebé, ni con productos que contengas sustancias alcalinas. Por supuesto nunca usar lejías, amoniacos y productos que contienen químicos agresivos.
  • Lo ideal es usar siempre productos específicos para su limpieza y cuidado y en particular para tipo de cueros más delicados como la napa, ante, nobuk… Estos productos los podemos encontrar en tiendas especializadas.
  • Guardar en una bolsa guardapolvo de algodón y mantenerlo en una zona libre de humedad.

 ¿Por qué se reseca el cuero?

El cuero se reseca por varios motivos: la exposición al sol, el calor, la humedad, el polvo, el sudor, el uso de productos químicos o inadecuados, etc. Estos factores hacen que el cuero pierda su grasa natural y su elasticidad, lo que provoca que se agriete, se descame o se decolore.

¿Cómo evitar que el cuero se reseque?

La mejor forma de evitar que el cuero se reseque es hidratarlo regularmente con productos específicos para este material. La hidratación del cuero consiste en aplicar una sustancia que nutra y proteja las fibras del cuero, restaurando su aspecto original y alargando su vida útil.

¿Qué beneficios tiene hidratar el cuero? Hidratar el cuero tiene muchos beneficios, entre los que podemos destacar:

- Previene la aparición de grietas y manchas.

- Devuelve el brillo y la suavidad al cuero.

- Mejora la flexibilidad y la resistencia del cuero.

- Evita que el cuero se decolore o se desgaste.

- Conserva el aroma característico del cuero.

¿Cómo hidratar el cuero correctamente?

Para hidratar el cuero correctamente hay que seguir unos pasos sencillos:

  • - Limpiar el cuero con un paño suave humedecido con agua o con un producto específico para eliminar el polvo y la suciedad.
  • - Secar el cuero con otro paño suave o dejarlo al aire libre, evitando la luz directa del sol o fuentes de calor.
  • - Aplicar una crema hidratante para cuero con un paño suave o una esponja, siguiendo las instrucciones del fabricante. Es importante elegir una crema adecuada al tipo y color del cuero, ya que algunas pueden alterar su tonalidad o dejar manchas. También se pueden usar otros productos naturales como aceite de almendras, vaselina líquida o aceite de cocina  , pero hay que tener cuidado de no excederse en la cantidad o de hacer una prueba previa en una zona poco visible.
  • - Dejar que el producto actúe sobre el cuero durante unos minutos y retirar el exceso con un paño suave.
  • - Repetir este proceso cada cierto tiempo, según las necesidades del cuero. Lo ideal es hidratar el cuero al menos una vez al mes o cada vez que se note reseco o apagado.

Como ves, hidratar tus artículos de cuero es una tarea fácil y necesaria para mantenerlos en perfectas condiciones. Así podrás disfrutar de tus prendas y objetos de cuero por mucho más tiempo y lucirlos como nuevos.

Siguiendo estos sencillos consejos puedes mantener el aspecto de tus artículos de piel, prolongando su uso y durabilidad.

Ya que tienes toda la información sobre el cuidado y mantenimiento de artículos de cuero, no dudes en visitar nuestro amplio catálogo de los mejores cueros y pieles de Ubrique.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros.

Si continuas navegando, aceptas la Política de Cookies